Página Principal Posición Iglesia Católica Posición Iglesia Ortodoxa Preguntas frecuentes Elementos Negativos Quién es Vassula Ryden

 

Un sitio crítico sobre los mensajes de

la Verdadera Vida en Dios de Vassula Rydén

inglese.gif (956 bytes)  francese.gif (909 bytes)  italia.gif (1061 bytes)

Actualizaciones recientes

Agosto 2017 Vassula Rydén: un nuevo intento de silenciar a sus críticos

Abril 2017 España: dos obispos cancelan las conferencias de Vassula en Valencia y Murcia

Marzo 2017 Las Iglesias católica y ortodoxa muy críticas de Vassula

Junio 2016 El obispo que dió el nihil obstat a los libros de Vassula reveló que sabía que violaba las disposiciones del derecho canónico

poshorsd.gif (164 bytes)poshorsd.gif (164 bytes)

Bienvenidos a www.pseudomystica.info

Este sitio es la reedición de infovassula.ch, cuyo dominio tuvo que ser cedido por la titular María Laura Pio Cafaro en junio del 2012 a la Fundación TLIG (True Life in God), la organización encargada de salvaguardar y difundir los mensajes de Vassula Rydén;  la titular se declaró incapaz "tanto de un punto de vista económico como psicológico" de proseguir la lucha contra el hostigamiento legal de la TLIG.

De hecho se sabe que no pocos presuntos videntes suelen confiar la defensa de su causa a abogados más bien que a Dios…

El GRIS (Gruppo di Ricerca e Informazione Socio-religiosa) ha pedido y obtenido de la señora Pio la propiedad del contenido de infovassula.ch, al cual se le ha dado un nuevo y significativo nombre: www.pseudomystica.info.

Este pedido corresponde plenamente con las finalidades del GRIS, cuyo Estatuto fue aprobado en el 1990 por la Conferencia Episcopal Italiana. La asociación está presente en más de 40 diócesis italianas a través de representantes nombrados por el GRIS y aprobados por los obispos locales. Desde el 1987, el GRIS promueve la investigación, el estudio y el discernimiento de varias fenomenologías religiosas, y ofrece una ayuda de carácter espiritual, legal o psicológico a quienes se encuentran involucrados en situaciones o grupos particulares.

El objetivo de esta iniciativa es el impedir la desaparición de un instrumento crítico muy válido y evitar que se cumpla la ley del más fuerte; pero sobre todo se quiere asegurar al nuevo sitio todas las garantías, incluso legales, necesarias no solo para su sobrevivencia, sino también para un desarrollo más sereno, libre y resuelto en sus propias actividades.

Padre François-Marie Dermine OP

Presidente nacional del GRIS

                  SECCIONES:

 

                                            WB00955_.GIF (961 bytes)   ¿Quién es Vassula Ryden y qué es la VVeD? 

                   

                                            WB00955_.GIF (961 bytes)    Posición de la Iglesia : Iglesia Católica

                                                     & autoridades ortodoxas

       

                                            WB00955_.GIF (961 bytes)    Testimonios: algunas malas experiencias con la VVD

   

                                            WB00955_.GIF (961 bytes)    Errores doctrinales y elementos negativos

 

                                            WB00955_.GIF (961 bytes)    FAQ - Preguntas Frecuentes

   

                                            WB00955_.GIF (961 bytes)    Teólogos y Obispos ponen en guardia

 

                                            WB00955_.GIF (961 bytes)    Contacto: staff@pseudomystica.info

 

                                             

 

Los cuatro testimonios reproducidos aquí abajo tienen como objetivo el ayudar al lector entender algunos de los problemas que surgen en relación con los mensajes de la VVD, y como personas que estaba profundamente convencidas de la autenticidad de los escritos de Vassula, llegaron a una conclusión diametralmente opuesta.

 

 

TESTIMONIO 1

 

Testimonianza de la creadora del primer sitio crítico sobre la VVD.

Por María Laura Pio

 

Hasta el 1996, viví a Ginebra (Suiza), a unos cincuenta kilómetros de la región de Lausanne, en donde vivía Vassula en esa época. Soy católica de nacimiento y siempre quise vivir una vida fiel al Evangelio. Cuando vivía en Ginebra era muy activa en mi parroquia, en la cual era catequista benévola mientras terminaba mis estudios universitarios.

Entre los años 1993-94, mi director espiritual me presentó a la Sra. G., que apoyaba activamente a Vassula. La Sra. G. fue la primera persona que me habló de Vassula y me dio el primer libro de los mensajes. También me invitó a la conferencia que estaba por dar Vassula en el Consejo Ecuménico de las Iglesias (CEI) con sede a Ginebra.

Los mensajes de la Verdadera Vida en Dios (VVD) me parecieron un poco extraños, pero como nunca había leído revelaciones privadas, mantuve un espíritu abierto. Después de la conferencia de Vassula en el CEI, me sentí entusiasmada y compré más libros. Leyendo los mensajes, por primera vez sentí que Dios me amaba verdaderamente (el principal tema del primer libro es el Amor de Dios).

Pedí a Dios que me diera una señal. Como había asistido a la conferencia con mi madre, le recé a Dios para que me confirmara la autenticidad de los mensajes a través de ella; y ella lo hizo. Inmediatamente después de la conferencia, mi madre se manifestó positivamente impresionada por Vassula. Sin embargo después de leer los libros se volvió escéptica. Pese a ello, en ese momento yo no consideré ese cambio de opinión como haciendo parte de la respuesta de Dios... (Ya no le pido más a Dios que me dé señales; no porque Dios no responda - siempre responde a las oraciones - sino porque tenemos tendencia a ver señales por todos lados y a interpretarlas como queremos...)

Me volví rápidamente dependiente de los mensajes. Por "dependiente" quiero decir que sentía la necesidad de leerlos todos los días. Empecé a creer que la voluntad de Dios era que leyera y difundiera los mensajes. La Sra. G. me había dado unos 20 libros de la versión francesa de los mensajes para distribuir entre mis amigos. Inmediatamente me puse a difundir los mensajes. Nunca había hecho una cosa semejante. Los mensajes repiten constantemente que la única cosa que Dios nos pide es la difusión de los mensajes de la VVD, y a través de ellos, el mundo se salvará.

En esa época, también era miembro activo de una asociación de lucha contra la pornografía adulta e infantil. Siempre lo había considerado un deber cristiano, pero después de leer la VVD, me pareció un trabajo fútil, y empecé a faltar a las reuniones de la asociación para tener mas tiempo disponible para la difusión de los mensajes. Ya no leía el Evangelio porque había llegado a creer que los mensajes eran superiores a la Biblia ya que en ellos JESUS nos hablaba AHORA.

Como lo descubrí rápidamente, la mayoría de las personas que leían los mensajes sentían lo mismo. La Sra. G. me dijo en una ocasión que leía los mensajes todos los días, y cuando tenía un poco de tiempo libre a disposición, lo usaba para leer de nuevo el primer volumen de mensajes.

Después de 3-4 meses de leer la VVD, mi comportamiento había cambiado lo suficiente para que mis padres lo notaran. Me había vuelto incapaz de soportar la más mínima crítica sobre Vassula, y tenía frecuentes y terribles discusiones con mi madre. Me había vuelto también muy sensible a cualquier cosa y lloraba frecuentemente. Me sentía culpable cuando me faltaban las ganas de leer los mensajes. No miraba más la televisión, ni leía novelas como lo hacía antes. Cuando tenía la posibilidad de irme de vacaciones, trataba siempre de elegir un convento para un retiro espiritual (con mis libros de la VVD, por supuesto). Aceptaba las invitaciones de amigos, solo cuando pensaba tener la oportunidad de difundir los mensajes.

Al cabo de 8-9 meses de leer la VVD, mi madre me desafió a pasar un día entero sin leer los mensajes. Le contesté que podía pasar un mes entero sin leerlos. Y lo hice. Me sentí culpable y me parecía escuchar una voz interior que me decía que actuando de esa forma, estaba desobedeciendo a Dios. Pero pensaba que no lo hacía porque creyera que los mensajes eran falsos, sino porque amaba a mi madre y era una forma de convencerla que la VVD era una cosa buena.

De todas formas, continué sintiéndome culpable durante todo ese período, pero no cesé de pedirle a Dios que me ayudara. Empecé a leer la vida de Santa Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz, y su profundo misticismo fue sorprendentemente refrescante. También sentía alivio al no tener que leer la VVD todos los días (aunque no me gustaba reconocerlo).

Ya en la tercera semana de "abstinencia" de los mensajes, Dios me dio la fuerza y la claridad de mente para observar lo que me había ocurrido durante los últimos meses. Por primera vez dudé SINCERAMENTE de la autenticidad de los mensajes y le pedí a Dios que me mostrara la Verdad sobre la VVD.

Al finalizar el mes de "abstinencia", reanudé la lectura de los mensajes. Pero esta vez, las contradicciones entre la VVD y el Evangelio me saltaban a los ojos. Llegué a un punto en que dejé de leer la VVD. Menos de un año después la Notificación de la Congregación para la Doctrina de la Fe fue publicada.

Como consecuencia de mi adhesión a los mensajes, experimenté sentimientos de culpabilidad y de angustia durante casi dos años, ya que a pesar de no creer en la autenticidad de los mensajes, me había sometido yo misma a un lavado de cerebro para pensar lo contrario. Tenía la impresión de no poder fiarme de Dios, ni de la Iglesia, ni de mi misma. Me sentía profundamente traicionada por los sacerdotes que no me habían advertido o - peor - me habían alentado a leer los mensajes sin haberlos leído ellos mismos! (Mi director espiritual era uno de esos...). Continuaba preguntándole a Dios por qué había permitido que se me engañara de esa forma, cuando Él era al único que yo buscaba.

Durante un tiempo experimenté la imposibilidad de rezarle a Jesús, porque los mensajes de la VVD (como cualquier otra falsa revelación) cambian la percepción que el alma tiene de la imagen y personalidad de Jesús. Cuando pensaba en "Jesús", la imagen que evocaba era la del Jesús-autor-de-la-VVD, que condena a todos aquellos que no creen en la autenticidad de los mensajes (a pesar de que la Iglesia enseña que las revelaciones privadas que no han sido aprobadas, no deben ser consideradas como auténticas, ni leídas, ni difundidas). Pero a través de la oración, Dios-Padre reinstauró en mí la Imagen de Su Hijo.

Concluiré diciendo que, habiendo experimentado una creencia incondicional en una revelación privada no-reconocida como la VVD, estoy en grado de testimoniar hasta qué punto puede destruir el alma. La VVD parecía no contener ningún error (algunos teólogos y sacerdotes creen en estos mensajes). Todo parecía fiel al Evangelio, a la enseñanza de la Iglesia, al Papa. Me parecía haber desarrollado una fe y un espíritu de oración más profundos. Pero todo estaba construido sobre la arena. Si la revelación privada no es auténtica, y a pesar de ello uno elige creer en ella, termina por destruirnos espiritualmente.

Esta experiencia me enseñó la importancia de escuchar las advertencias y recomendaciones de nuestra Iglesia. Me mostró también como la búsqueda frenética de lo sobrenatural y del prodigio, puede poner en peligro el alma y transformarse en una insidiosa sepulturera de la Fe. También me ayudó a comprender de una forma nueva las palabras de Jesús a San Tomás: Felices aquellos que creen sin haber visto (Jn 20, 29).

Tardé más de seis años para recuperarme totalmente de esta experiencia, (y había leído los mensajes durante solo ocho meses...). Sin embargo no lo lamento. Esta terrible desilusión y el sufrimiento que experimenté, fueron utilizados por Dios para mostrarme Su verdadero Amor por nosotros - el cual es incondicional - y me llevó espiritualmente a tener una Fe más profunda y auténtica, basada sobre la simplicidad del Evangelio y la confianza en Dios y en Su Iglesia.

Varios años después de estos hechos, algunas circunstancias me hicieron realizar que no podía quedar callada sobre lo que me había ocurrido. Es la razón por la cual creé un sitio crítico sobre los mensajes, que administré hasta el 2012, y cuyos contenidos se pueden encontrar ahora en el sitio administrado por el GRIS www.pseudomystica.info . Como el sitio oficial de la Verdadera Vida en Dios (www.tlig.org) es totalmente a favor de la autenticidad de los mensajes, mi sitio se interesaba más bien a los elementos negativos y errores que se pueden encontrar en los escritos y que deben ser explicados. Esto no significa que no se reconozcan los elementos positivos que contienen los mensajes.

Que San Antonio interceda por nosotros, para que permanezcamos fieles a Dios-Padre y lo glorifiquemos en nuestras vidas.

Maria Laura Pio

Suiza

maria31x@yahoo.com

 

Inscripción a su boletín de informaciones sobre las actividades de Vassula: https://es.groups.yahoo.com/neo/groups/marialaurapio-esp/info

 

 

TESTIMONIO 2 - Mayo 2005

 

Un testimonio impresionante escrito el 12 de mayo del 2005

Por Javier López

 

Mi relación con TLIG (abreviación en inglés de "Verdadera Vida en Dios") ha sido durante casi 5 años. Como en casi todas las cosas que acometo, me suele gustar adentrarme lo más posible. En este caso, me adentré hasta convertirme en el webmaster de la versión en español del sitio oficial de TLIG. Todo empezó con un libro que me prestó un familiar, fue un momento en que estaba especialmente susceptible de un punto de vista espiritual, pues acababa de morir mi hermano. Yo era un católico de toda la vida, pero quizá un tanto aburrido y había caído en una tediosa monotonía. Yo creo que por esas fechas ni siquiera apreciaba que Jesús estuviese vivo en la Eucaristía. Mi problema fundamental creo era que no conocía el amor de Dios por otras fuentes o por experiencia propia, y en los mensajes de la VVD - sobretodo en el primer volumen - uno se impregna de él.

 

Al leer los volúmenes de TLIG me maravillaba que Jesús siguiese hablando hoy día y de una forma tan íntima, yo creía que se había callado hacía muchos siglos. En un principio me parecía imposible que aquello pudiera ser auténtico, pero al leer que había muchas conversiones y que había sacerdotes de renombre que lo avalaban, levanté todos mis prejuicios hasta quedar completamente enganchado con los mensajes.

 

Comencé a relacionarme con mucha gente comprometida con los mensajes, y llegó un momento en que absorbían toda mi vida. Incluso de vacaciones era lo único que leía! Dejé de asistir a misa diaria (mi esposa no), pero no me importaba, pues me disculpaba a mi mismo pensando que estaba colaborando directamente en la mayor obra de Dios, y que el buen Dios seguro que me entendería y justificaría.

 

Creo que no tenía otro tema de conversación, no paraba de ver demonios en todo aquel que atacaba a Vassula, las  Notificaciones no me decían nada etc. ¡Hasta intentaba hacer de teólogo para defenderla! Mis padres me parecían estúpidos porque los mensajes no les decían absolutamente nada.

 

Todo empezó a cambiar cuando casualmente conocí a un sacerdote, que con mucha paciencia, y sin descalificar nunca los mensajes, comenzó a enseñarme sobre el Espíritu Santo, consiguió que leyera a grandes místicos como a San Juan de la Cruz y otros libros de espiritualidad. Poco a poco me fui desapegando de los mensajes y comencé a hacerme más crítico y replantearme muchas cosas, como por ejemplo lo que es la obediencia a la Iglesia sin ningún tipo de peros. En los grupos de oración veía algo que no me gustaba demasiado, ¡se les otorgaba a los mensajes la misma importancia que a las citas bíblicas!

 

De repente, algo sobre lo que nunca había dudado - la situación matrimonial de Vassula - empezó a carcomerme. ¿Cómo alguien llamada a tan magna misión podía estar en una situación tan dudosa?  En la convención de TLIG celebrada en Tierra Santa había visto celebraciones y comuniones Eucarísticas ecuménicas sin la debida autorización de la Iglesia Católica. Había conocido a Vassula personalmente y muchos detalles de su vida. Me preguntaba cómo era posible tener tanto miedo en los meetings a sufrir agresiones físicas, en ello veía una falta de confianza en el Señor y una contradicción con los mensajes. Empecé a acordarme de otra mucha gente con gran carisma dentro de la Iglesia que veían graves errores en los mensajes de Vassula y a los que no había hecho caso. Me vi como a un intrépido aventurero. La Santa Iglesia Católica ya tiene sus propias comisiones, congregaciones etc. para decidir sobre la aceptación por parte de los católicos de fenómenos extraordinarios. ¿Qué hacía yo por mi cuenta y riesgo siguiendo aquello sobre lo que había tantas dudas? Así que, de un día para otro, decidí deshacerme de todos los mensajes y comenzar de verdad una Verdadera vida en Dios dentro de Su Iglesia y le doy gracias a Dios y su Espíritu Santo por Su guía. De esto ya han pasado varios años y no me arrepiento de mi decisión, siento que he crecido espiritualmente, me he dado cuenta de muchas de mis carencias y nunca más he vuelto a sentir la necesidad de leer aquellos mensajes.

 

Javier López

España

 

Si deseas contactar a Javier, escribe a: exvassula@yahoo.es

 

TESTIMONIO 3 - Octubre 2005

 

El testimonio de un experto en New Age: "No basta ser bueno y bien intencionado"

Por Michael Prabhu

 

 

Michael Prabhu es un católico experto en New Age que vive en Chennai, India. Uno de los pioneros del Renovamento Carismático Católico en India, se dedica ahora de lleno al estudio de las ideas, técnicas y actividades New Age que frecuentemente infiltran parroquias e instituciones católicas. Su trabajo es reconocido por varias cartas de Obispos y Cardenales, de la Conferencia Episcopal de India y del Nuncio Apostólico. Contribuyó a una mejor comprensión en su país del documento "Jesucristo, Portador de Agua Viva - Una reflexión cristiana sobre la Nueva Era" publicado en el 2003 por el Pontificio Consejo para la Cultura y el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.

 

Fui uno de los primeros entusiastas de Vassula en India, y la presenté por medio de grabaciones video a amigos en Goa, Mangalore y otras ciudades. Algunos de ellos son hoy promotores de la misión y de los escritos de Vassula. Era tal vez el año 1999, cuando atravesé la mitad del país para poder escucharla personalmente en ocasién de sus reuniones en Cochin y Goa.

La Iglesia y el Renovamento Carismático de Goa habían aconsejado a los auténticos Católicos no participar de estas reuniones, pero, a pesar de ello, muchos fueron y yo también. Mi argumento era que ella no cometía errores doctrinales en sus enseñanzas, y fomentaba una dedicación siempre mayor a ciertas devociones católicas, y por consiguiente no importaba. También pensaba que el "ecumenismo" que ella predicaba era bueno, y que todas las denominaciones religiosas debían reunirse de acuerdo con la oración de Jesús "para que todos sean uno".

Por supuesto, había oído que algunas autoridades del Vaticano habían expresado dudas muy serias sobre ella, pero también noté que varios sacerdotes católicos renombrados, incluso aquellos conectados con otros videntes, la estaban apoyando. ¿No podían estar equivocados, verdad? Después de todo, la Iglesia ha siempre sido lenta y severa con los videntes y profetas, y ¿no había sido mi conversión de 1982 - de una cierta forma de Hinduismo al Catolicismo - relacionada muy de cerca con revelaciones privadas?

Había utilizado mi talento para escribir en defensa de Vassula hasta hace solo unos meses. Entonces recibí información escrita por buenos católicos, junto con información actualizada sobre lo que las autoridades vaticanas estaban diciendo, y me propuse leerlo todo objetivamente.

No necesité mucho tiempo para ver la luz. Deseo que esta carta sea breve, así que evitaré explicaciones largas y referencias a la Biblia y a las enseñanzas de la Iglesia. Sin embargo quisiera decir que mis estudios detenidos me han demostrado que, a pesar de sus debilidades, la Iglesia no se ha jamás equivocado en cuestiones de credo y doctrinales. Y me di cuenta que Vassula estaba cometiendo precisamente esos errores.

No importa que el 99.99999% de sus enseñanzas sean buenas, útiles, incluso edificantes para la fe. Es ese 0.00001% de error que importa.

Podía ver que el ecumenismo que ella propone no es el que proyecta la Iglesia. Sería en realidad dañoso para la Iglesia apostólica y sacramental. Podría hacer otras observaciones, pero quisiera concluir aqui, porque estaría solo repitiendo lo que otros ya han dicho y están diciendo.

En conclusión, quisiera decir que no estoy condenando a Vassula en su totalidad. Creo que es una persona buena y bien intencionada. Pero no basta ser bueno y bien intencionado. Cualquier católico o cristiano, incluyendo mi ministerio (en el cual me dedico a denunciar los errores del New Age), puede equivocarse, aún con la mejor de las intenciones, y debe por eso someterse a las autoridades del Magisterio de la Iglesia.

Michael Prabhu

India

 

Si deseas contactar a Michael Prabhu, por favor escribe si posible en inglés a: michaelprabhu@vsnl.net

o visita su sitio web sobre los peligros del New Age http://www.ephesians-511.net/

 

 

TESTIMONIO 4 - Octubre 2005

 

El testimonio de una madre

Por María Isabel Pérez de Pio

 

 

Creo importante presentar mi experiencia personal con Vassula para aclarar algunos puntos. Yo viví en Ginebra (Suiza) durante 18 años y conocí en sus primeros aéos a Vassula, persona carismática, a través de mi hija que fue su seguidora. Siendo ella una joven universitaria comenzó a interesarse en la "Verdadera Vida en Dios" por recomendación de su Director Espiritual quien, pese a no haber leído nunca los mensajes de Vassula, le aconsejó fuertemente leerlos.

Tengo dos hijos, una mujer y un varón que hoy es sacerdote. Tuve por costumbre desde muy pequeños leerles el Evangelio a diario y comentarlo. Cuando mi hija comenzó a leer los mensajes de Vassula lo primero que abandonó fue nuestra reunión familiar y la lectura del Evangelio. Nos decía que leer los mensajes de Vassula era como leer el Evangelio. Incluso, Vassula decóa que cuando leyeran sus mensajes en lugar de su propio nombre cada uno pusiera el suyo, como si fuera una revelación personal de Jesús a cada uno.

En los primeros años esos mensajes de "Jesús" eran apocalípticos y a menudo decía que en la Iglesia Católica existía la "abominación de la desolación" (capítulo 13, versículo 14 de Evangelio de San Marcos). Luego, y posiblemente debido a la resistencia que encontraba en la Iglesia, fue cambiando su discurso y curiosamente sin que su "Jesús" diera ninguna explicación sobre el cambio.

El carácter de mi hija fue cambiando, a diario solía pasar més de una hora encerrada con llave en su dormitorio leyendo esos mensajes y empezó a alejarse de la familia que trataba de hacerle ver que lo único seguro era el Evangelio y la Docrina de la Iglesia. Fueron años muy difíciles para todos nosotros y para ella con efectos semejantes a los que producen las sectas.

Finalmente gracias a Dios pudo ver claro y dedica parte de su tiempo a advertir sobre el peligro de estos mensajes aparentemente buenos pero muy peligrosos en el fondo. En estos momentos de tantos falsos profetas y falsas doctrinas debemos aferrarnos más que nunca a lo único que tenemos de cierto que es la Revelación que nos dejó Jesús.

Maria Isabel Pérez de Pio

Argentina

 

NOTA: Maria Isabel Pérez de Pio es la madre de Maria Laura Pio. Este testimonio fue originariamente publicada en el setimanal católico "Cristo Hoy", distribuido en la mayoria de las parroquias de Argentina..